Noticias

Otra vez, la Embajada de los EEUU se inmiscuye en la política de Bolivia

Miercoles 15 de Noviembre de 2017

Los agentes diplomáticos "tienen que cumplir pasos protocolares, no son cualquier ciudadano, no son turistas; estas personas gozan de privilegios, de inmunidades y sus actuaciones dentro del Estado tienen que estar, además, protegidos por nosotros, por eso es que sabemos que se han reunido con el señor Carlos Mesa", dijo el oficialista Jorge Silva.

Estas declaraciones se enmarcan en el escándalo protagonizado por el encargado de negocios de la Embajada de los Estados Unidos en Bolivia, Peter Brennan, quien “vulneró la Convención de Viena al inmiscuirse en temas internos” del país al sostener “reuniones privadas” con políticos de la oposición “empeñados en ponerle fin al Gobierno del presidente Evo Morales”, dijo Silva, entre otra afirmaciones.

Según consignó la Agencia Boliviana de Información (ABI), la embajada estadounidense admitió este martes que uno de sus funcionarios y principal autoridad de la sede diplomática, Peter Brennan, sostuvo una reunión de "cortesía" con el expresidente Carlos Mesa.

Esta confirmación se dio a conocer poco después de que el mandatario boliviano, Evo Morales, denunció que Brennan “ofreció apoyo a la candidatura” de Mesa para las elecciones de 2019, porque según expresó el jefe de Estado, para los EEUU "Evo no puede ser presidente nuevamente".

"Carlos Mesa tiene toda la facilidad y toda la amplitud para poder realizar cualquier actividad política. Aquí es el tema de la injerencia de Estados Unidos".

En ese contexto, Silva subrayó que la Convención de Viena establece que los agentes diplomáticos deben respetar las leyes y reglamentos del país receptor y también están obligados a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado.

"Una reunión de estas características devela el interés que tiene Estados Unidos con un político conocido, que está dentro de la arena política y está en un proceso de querer participar, aunque lo niega, en las próximas elecciones. Ahí encontramos el interés que tiene Estados Unidos de inmiscuirse en temas internos del país vulnerando la propia Convención de Viena", sostuvo.

En la víspera, Mesa también confirmó que se reunió con funcionarios estadounidenses, pero negó una oferta como candidato para las elecciones de 2019 y lamentó que “el Gobierno espíe a sus compatriotas”.

La afirmación del líder opositor no tardó en ser respondida por Silva, quien dijo que "no es espionaje”. “Es un tema de seguridad nacional, se monitorea a todas las misiones diplomáticas. Carlos Mesa tiene toda la facilidad y toda la amplitud para poder realizar cualquier actividad política. Aquí es el tema de la injerencia de Estados Unidos", concluyó.

Buscador