"Tenemos que continuar con nuestros proyectos, acelerar el crecimiento económico para beneficiar a todos"




Santiago Masetti

Periodista argentino
para @CorreodelAlba


Publicado en la edición impresa de Correo del Alba n° 68, octubre-noviembre de 2017.

Entrevista a Eugenio Rojas Apaza, ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural del Estado Plurinacional de Bolivia.

En diálogo con Correo del Alba, el ministro Eugenio Rojas Apaza repasó su militancia política y la historia de lucha de los bolivianos en defensa de los recursos naturales y contra las oleadas neoliberales privatizadoras. También detalló algunos aspectos destacados de su gestión y aseguró que el Proceso de cambio que encabeza el Presidente de esta nación llegó para quedarse. Desde el piso 20 del edificio Centro de Comunicaciones La Paz, precisamente en la sala de prensa Bartolina Sisa - Túpac Katari, conversó con esta publicación latinoamericana.
 
Rojas nació en 1962, en el municipio de Achacachi, en la provincia de Omasuyos, departamento de La Paz, y desde muy temprana edad tuvo que trabajar en el campo, como parte de un paisaje desigual que en América Latina fue y es moneda corriente. De familia agricultora, con sus abuelos y padres analfabetos, Rojas y sus seis hermanos fueron víctimas del largo proceso de dictadura militar, de 18 años, iniciado en Bolivia el 5 de noviembre de 1964, la misma que le arrebató tierras a su comunidad, reducida así a un hectárea para el cultivo y la cría de animales. Rojas recuerda que por ese despojo “muchos de mis hermanos abandonaron la casa, otros emigraron. Yo fui entregado a otras familias porque en casa faltaba comida; fui a Yungas, donde podía estudiar. Las condiciones eran que yo estudie, pero que también trabaje en lugares alejados”.
 
El ahora ministro de Evo Morales vivió en Warisata, donde se creó la primera escuela indígena boliviana. Luego, retornó a su pueblo natal: “Quedamos huérfanos y aprendimos lo que es la vida desde pequeños, subsistíamos trabajando y estudiando. Comprendíamos que estudiar era fundamental e importante para nosotros”. Después ingresó a la Escuela de Formación de Maestros, donde se graduó de profesor de matemáticas. En la Universidad Mayor de San Andrés, en La Paz, se licenció en Sociología. Allí participó en la Radio San Gabriel “que es de los pueblos aymaras y comprendí lo que es tener una identidad”. La participación en la post alfabetización con personas mayores fue una parte álgida de su vida: “No era simplemente enseñar a leer y escribir, sino reflexionar sobre nuestra realidad. La situación de la pobreza, la discriminación; sobre aspectos ideológicos, políticos, económicos y sociales que allí se hablaban en las clases”.

“La única alternativa que la oposición presentó en los últimos comicios fue la privatización, lo que es contrario a nuestra propuesta”.

Hernán Siles Zuazo (1982-1985) asume la presidencia de la República tras el largo período de dictaduras: “Cuando regresa la democracia nosotros teníamos mucha esperanza en ella. Lamentablemente esa democracia fracasa, falta el trabajo, estalla la hiperinflación. Luego asume Gonzalo Sánchez de Lozada y tienen lugar las primeras movilizaciones contra los despidos. ¿Qué esperanza podíamos tener en esa democracia? Al tiempo nace el Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK); surgimos desde las bases. No simpatizábamos con los partidos tradicionales de ese momento como el MNR, ADN, MIR y otros. Se negaba la organización política, rechazábamos y protestábamos contra esos partidos, incluso negábamos el voto, porque en ese momento nos utilizaban para votar. No participábamos de las elecciones”, sintetiza Rojas y puntualiza: “Era muy difícil constituir una fuerza política, porque estábamos muy dispersos. Lo único que se logra instituir fueron las organizaciones sindicales y el EGTK. Madurando desde las bases llegamos al 2000 y adoptamos acciones concretas. Desde las bases se empieza a rebasar a los dirigentes y comienza un periodo de movilizaciones que llega hasta 2003, con la caída de Gonzalo Sánchez de Lozada”. 
 
Rojas explicó asimismo que ese proceso político y social obligó a replantear la estrategia política junto al sector campesino e indígena. “Empezamos a revalorizar la wiphala, el poncho, la coca y la lengua aymara. Además de las formas de lucha como el cerco, el bloqueo de caminos, y a recordar el pensamiento de Túpac Katari y Bartolina Sisa”.
 
Para el actual ministro, los exmandatarios Sánchez de Lozada, Hugo Banzer o Jaime Paz Zamora fueron los principales responsables del proceso privatizador que sufrió Bolivia, vendiendo empresas estatales al 50% de su valor real. “Desde 1992 se privatizan las grandes empresas como Entel, YPFB, BOA, entre otras. En el segundo gobierno del MNR, con Carlos Mesa (2003-2005), ya no había que privatizar, ni había plata y existía un país económicamente destruido, porque no contábamos con ingresos, las empresas no eran nuestras, las pocas utilidades salían al exterior y a todo ello había que sumarle el impuesto al salario, el cual atentó contra los ingresos de los trabajadores”.

“Bolivia es el corazón de Sudamérica, y vamos a aprovechar esa ventaja a pesar del problema marítimo que tenemos”.

Siguiendo esa línea de argumentación histórica, el ministro señaló que, en ese entonces, el único recurso que quedaba era el hidrocarburífero y recordó que durante la gestión del exmandatario Jorge “Tuto” Quiroga, en 1985, se planteó la exportación de gas a Chile y Estados Unidos y que Sánchez Lozada retomó esa iniciativa  en 2003 y allí es cuando la gente se levantó y planteó que quería una nueva Bolivia con una Asamblea Constituyente y una profunda nacionalización de los hidrocarburos. “En 2006 se convoca a la Asamblea Constituyente, allí participan muchos sectores sociales. Al ganar Evo Morales las elecciones, la derecha abandona el gobierno central y retrocedieron a sus regiones y desde allí operaron para generar un golpe de Estado, desde lo que se conoce como la Media Luna, es decir los departamentos de Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija.  Derrotado el avance opositor de derecha, en el 2009 se aprobó la nueva Constitución. En 2010 la implementación de la nueva Carta Magna y Estado Plurinacional, con una economía plural y con una justicia indígena reconocida”.

 “Todos esos logros fueron fundamentales para Bolivia y nos ubicaron como uno de los países con mejores datos económicos de la región, con distribución de la riqueza y recursos; lo que fortaleció la lucha contra la pobreza que el Estado materializa a través de diferentes programas gubernamentales como el ‘Evo cumple’”, puntualizó Rojas.
 
A la hora de abordar el rol que juegan las empresas estatales impulsadas por el Gobierno, Rojas señaló: “Son vistas como complejos productivos. Nosotros trabajamos fundamentalmente con empresas alimenticias, agrícolas, para la transformación y comercialización de los productos”.
 
En la entrevista con Correo del Alba, el servidor también detalló: “Si este año producimos más, podremos exportar. No depende solamente de las empresas públicas sino también del sector privado que aún invierte muy poco, a pesar de que tienen condiciones de crédito, mercado y exportación. Pero es el Estado el que invierte, y eso sostiene el crecimiento y la estabilidad económica. Es una nueva política nuestra, que el Estado deba invertir mucho más. Lo que dio muy buenos resultados y gracias a ello tenemos crecimiento económico y somos uno de los países con mayor estabilidad económica”.

“Si este año producimos más, podremos exportar. No depende solamente de las empresas públicas sino también del sector privado que aún invierte muy poco”.

Al momento de analizar los posibles escenarios electorales y el cuadro general de situación, el Ministro consideró: “Si el presidente Morales se presenta a las elecciones de 2019 ganará con más del 60% de los votos. La única alternativa que la oposición presentó en los últimos comicios fue la privatización, lo que es contrario a nuestra propuesta, y sabemos que la gente no está de acuerdo, porque tenemos experiencia en las privatizaciones y lo que ello representó para el país. Creo que los liderazgos opositores no tienen mucha esperanza. Samuel Doria Medina, Carlos Mesa y Rubén Costas son los responsables de la destrucción del Estado boliviano, tal vez en 15 o 30 años surja un nuevo liderazgo. Mientras tanto, tenemos que continuar con nuestros proyectos, acelerar el crecimiento económico para beneficiar a todos”.
 
Bolivia cuenta con la mayor reserva del mundo de Litio, mineral estratégico para la producción tecnológica de punta y al respecto Rojas, a título de ejemplo de lo que se hace y se seguirá haciendo, comentó: “Estamos trabajando con capitales bolivianos y con acompañamiento de otros países. Sabemos que vamos a tardar en avanzar pero estamos prosperando, hay productos, resultados e inversiones. Nuestra política es que el Estado sea el mayor inversionista con un 51% y el privado o foráneo pueda llegar hasta el 49% como máximo”.
 
Y para el final, como síntesis de lo realizado desde que Evo Morales asumió el Gobierno y de las tareas por cumplir, el Ministro destacó con precisión quirúrgica las siguientes consideraciones acerca del proyecto más estratégico para la región, pensado desde Bolivia, que unirá por tren al Atlántico con el Pacífico, y funcionará como Corredor Bioceánico, con más de 3.750 kilómetros de recorrido: “Nos favorece y también a otros países como Brasil y Perú. Cuando hay medios de transporte, un país por sí sólo se desarrolla. Tenemos que llegar a ser el centro de transporte aéreo. Bolivia es el corazón de Sudamérica, y vamos a aprovechar esa ventaja a pesar del problema marítimo que tenemos. Si logramos ser el centro de distribución de energía hacia la región nos fortaleceremos aún más y, sumando el desarrollo del litio y el agropecuario, Bolivia de aquí a veinte años será uno de los países económicamente más desarrollados del área.  Ese es nuestro camino y nuestra ruta”.

*Fe de erratas: en la primera tirada de la edición impresa se escribió "Ministro de Planificación y Economía Plural", cuando en realidad debía decir "Ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural" del Estado Plurinacional de Bolivia.

Lunes 13 de Noviembre de 2017