Tinta del Alba: la prosa en homenaje a Daniel Viglietti




Tony González

Director, guionista y dramaturgo venezolano
para @CorreodelAlba


Hay gente maravillosa a la que considero amiga aunque no tenga el placer de conocer en persona. Amigos, de locuras en el amor a la vida. Amigo por las verdades que dicen o cantan. Amigos que vuelven sus melodías vida colectiva, sin búsqueda de gloria, ni temor a decir. Lamento ya no poder estrechar tu mano, pero seguro estoy de seguir como tu amigo entre tus canciones.

I
Cuando se nos va un cantor
Se forman en añoranza
Sonrisa en esperanza
El sonido un redentor
Se expande como mentor
América su motivo
Amor de verbo activo
Luz de arriero su campo
Extenso surco del canto
Su canción nuestro cultivo.

II
Un amigo del combate
Armado con su guitarra
Verso libre sin amarra
En melodía su debate
Trae su esencia del mate
Como gaucho supo obrar
Para en su canto sembrar
Con amor su continente
Siempre caminó de frente
Buscando desalambrar.

III
La pampa abre ventanas
Para dejar su semblante
Lleno de brisa cantante
Guitarra en voz de sabana
Vuelva tu canto campanas 
Para romper recorridas
En musas por despedidas 
Las mañanas de verano
Buscarán siempre tu mano
En versos de nuevas vidas.

IV
Sin disculpas por ausencia
Su palabra se mantiene
Con el obrero se viene
Discurso hecho esencia 
En búsqueda de conciencia  
A su siembra protegido
En vanguardia escogido
Al canto proletariado
Sin falsedad de feriado
Ser de tierra renacido.

V
Quiso la cárcel callarte                             
Nunca midieron tu honor
Tú exilio subió el tenor
Experiencia hecha arte
Supo Uruguay amarte
Donde te quedas escrito
En puro cantar bonito
De tímpano es popular
Al Párpado de tu andar
Hasta siempre tú, Solcito.

Viernes 03 de Noviembre de 2017